>>>

  • Relajante

    Descarga la tensión acumulada de los últimos dias, este masaje se aplica de forma lenta y con una presión firme y progresiva. Su efecto es la relajación y disminución del tono muscular.

  • Drenaje linfático

    Este tipo de masaje favorece el funcionamiento del sistema linfático, crucial para un funcionamiento eficaz del sistema inmunológico. Se aplican una serie de maniobras manuales muy suaves y superficiales, basadas en un profundo estudio de la anatofisiología del sistema linfático, para drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada hacia territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

  • Descontracturante

    Consiste en realizar manipulaciones sobre uno o varios grupos musculares contracturados.

  • Anticelulítico

    Indicado para combatir la celulitis, ya sea dura o blanda. El masaje favorecerá el retorno venoso, actúa sobre la circulación, activándola y mejorando el metabolismo de la zona.

  • Sacrocraneal

    Basado en toques muy suaves sobre los huesos del cráneo y de la columna vertebral, consiguiendo un efecto antiestrés, reequilibrando la postura, los músculos, el aparato gástrico y mejorando la respiración.

  • Facial

    El objetivo de este masaje es relajar los rasgos faciales debidos al cansancio, recuperando el tono saludable y deshichamiento de ojos, al tiempo que activamos la microcirculación para evitar ojeras.

  • Piernas Cansadas

    Consiste en activar la circulación sanguínea, descongestionando las zonas donde se han acumulado los líquidos, causa principal de las "piernas cansadas".

  • Abdominal

    Este tipo de masajes es uno de los métodos más efectivos que no sólo sirven para aliviar el estreñimiento, sino también fortalecen los músculos del tracto digestivo.

  • Reafirmante de senos

    Reafirma el pecho y elimina la grasa formada debajo de la axila, ya que esta se irá desplazando hacia el busto.

  • Masaje descarga

    Reconomiento del estado de la musculatura, procediendo a tavés de ejercicios lentos de estiramientos musculares y articulares de las regiones afectadas.

  • Reflexología podal

    Se aplican presiones sobre el pie creando una estimulación sobre las zonas reflejo de los pies que refuerzan las funciones corporales, para conseguir una mayor resistencia ante las enfermedades.