>>>

  • La aplicación para la fototerapia del Acné IPL está indicada para el tratamiento del acné corriente. Está destinado a pacientes con acné corriente de leve a moderado y con tipo de piel 1 hasta 4.
  • En caso de que el acné sea severo, se podrá combinar la fototerapia antiacné con un peeling, siguiendo siempre un criterio médico.
  • Consiste en la oxigenación de las glándulas sebáceas que producen un exceso de sebo a través de la aplicación de una luz ultra violeta cuya longitud de onda elimina las bacterias causantes del acné con mayor velocidad que su reproducción.
  • Primero se realiza un estudio del paciente, observando el tipo de piel, acné, la profundidad de la lesión y se incide en las zonas más afectadas.
  • Los beneficios de este tratamiento son progresivos, por lo que a las pocas semanas observaremos una clara mejoría.
  • Es un tratamiento indoloro y nada agresivo, que no provoca irritación ni fotosensibilidad. La duración del tratamiento es hasta tres veces inferior a la de los métodos tradicionales y previene la aparición de cicatrices, entre otros de sus múltiples beneficios.