>>>

  • La cavitación es la creación de una corriente controlada de microburbujas de vacío en el interior de un material fisiológico, fluido o líquido, con el objeto de implosionar dichas burbujas. De esta manera se rompen las estructuras de los depósitos de grasa localizada, las cuales son zonas resistentes a las dietas y que no resultan fáciles de eliminar ni mediante masajes ni con ejercicio.
  • Por lo tanto, la cavitación lo que nos ofrece, es una solución eficaz para estos casos, liberando esta grasa, reafirmando el músculo y moldeando el cuerpo, con resultados visibles desde la primera sesión.
  • Es recomendable ingerir al menos dos litros de agua antes y después del tratamiento así como una dieta hipocalórica, puesto que es una parte imprescindible para poder eliminar la grasa.